favicon Noti-Urrá – 07 de Noviembre de 2017

Una explicación a las subiendas de los dos últimos años en el río Sinú

“La relación de la actividad reproductiva del bocachico y la operación de la Central Hidroeléctrica URRÁ” en el marco de las recientes subiendas que se han presentado en el río Sinú, fue el tema central tratado en reunión con la prensa local en el día de hoy.

A la misma, participaron de parte de URRÁ su gerente Técnico Ambiental, ingeniero Rafael Piedrahita y de la Universidad de Córdoba, como entidad investigadora del tema, el ingeniero pesquero, magister en acuicultura, docente del centro educativo superior e investigador senior de Colciencias, Victor Atencio García.

A propósito de por qué se han presentado en los últimos años subiendas, el experto lo explica con el siguiente argumento:

Los peces de mayor interés comercial en la cuenca del rio Sinú como bocachico (Prochilodus magdalenae), liseta (Megaleporinus muyscorum), dorada (Brycon sinuensis), rubio (Salminus affinis), bagre blanco (Sorubim cuspicaudus) y barbul (Pimelodus blochii) requieren realizar migraciones aguas arriba como parte de su proceso reproductivo, conocidas con el nombre de subienda. Los peces que realizan estas migraciones se denominan peces reofilicos o migratorios. Las migraciones inician desde cuando los niveles de las aguas en los ríos comienzan a descender (desde octubre) hasta cuando están bajas (febrero) o también, podría decirse que inician al final del periodo lluvioso y se prolongan hasta el periodo seco.

Los peces migran aguas arriba procurando áreas donde madurar sexualmente para luego reproducirse (aparearse y desovar) durante el periodo lluvioso. En el rio Sinú, después de la construcción de la hidroeléctrica Urrá, las áreas donde maduran y desovan los peces reofílicos fue determinada entre la presa y las Palomas, con la mayor frecuencia de ocurrencia de la actividad reproductiva entre Puente Pacheco y Carrizola.

La actividad reproductiva de los peces reofílicos desde el inicio de la operación de la hidroeléctrica Urrá muestran oscilaciones o variaciones influenciadas por tres causas principalmente: 1) la propia dinámica reproductiva, relacionada con las variaciones normales de la actividad reproductiva de los peces reofílicos; 2) los efectos de los fenómenos globales (eventos Niño/Niña) en la reproducción de los peces y 3) los efectos de las alteraciones a la cuenca por las acciones locales como deforestación, contaminación orgánica e inorgánica del río, desecación de humedales, construcción y operación de la hidroeléctrica.

Entre los años 2003 y 2011, se registró un descenso de la actividad reproductiva de los peces reofílicos, cuyas principales causas están asociadas a las alteraciones que ha sufrido la cuenca por la deforestación, desaparición de caños, reducción de las ciénagas, contaminación orgánica e inorgánica, sobrepesca en área de maduración y por supuesto por la construcción y operación de la hidroeléctrica Urrá. Sin embargo, entre los años 2010 y 2011, se registró el fenómeno Niña con una intensidad moderada (IDEAM, 2011), lo que ocasionó que el recurso pesquero sufriera una menor presión de pesca por los altos niveles de las aguas en estos años. Esta situación y el manejo amigable de la operación de la hidroeléctrica Urrá durante la época de desove de los peces reofílicos se tradujo en un incremento en la actividad reproductiva durante los años 2013, 2014, 2105 y 2016, lo cual a su vez generaron un mayor reclutamiento (nuevos peces se agregaron a la pesquería) y los efectos visibles de esa situación se observaron en la subienda del año 2016 y se está observando en la subienda 2017.

Para concluir se pueden anotar que las subiendas de los años 2016 y 2017 son una suma de factores que involucran: a) el incremento de la actividad reproductiva entre los años 2013 a 2016; b) la disminución del esfuerzo pesquero y c) el manejo amigable que ofrece la operación de la hidroleléctrica Urrá durante la temporada reproductiva de los peces reofílicos. Sin embargo, para que esta situación sea sostenible se requiere una pesca responsable y una coordinación de todos los actores y autoridades ambientales por evitar, mitigar y reparar el deterioro de la Cuenca y saber que el desarrollo es posible con responsabilidad social y ambiental.

ULTNOT331